Consejos para volver a la rutina

¡Hola a todos! Como todos los meses, volvemos con un artículo cargadito de buenos consejos y buena información para vosotros. Hoy te damos consejos para volver a la rutina.

Sin embargo, este mes volvemos con la información clave para llevar lo mejor posible la vuelta a la rutina y el mes de septiembre en general. El verano ha sido perfecto, las vacaciones nos han despejado la mente y hemos recargado la energía necesaria para volver al trabajo pero, ¿será tan fácil como creemos? No, la respuesta es no y todos lo sabemos. Por eso, nosotros vamos a darte ese empujoncito que necesitas para que el cambio sea lo más suave posible e incluso disfrutemos de nuestra rutina.

Las personas somos dadas a la organizació, con un horario laboral, una hora a la que levantarnos, nuestros horarios de comidas… Por eso, cuando estamos en periodo de vacaciones lo sentimos como un respiro, una libertad sin limitaciones. Por lo tanto, cuando volvemos a esta, nos supone un reto volver a elaborar nuestros horarios.

¿QUÉ PUEDES HACER?

  • Periodo de adaptación: saber que es un reto es el primer paso para afrontarlo. La primera toma de acción debe ser la planificación u organización de tu rutina. Nosotros te recomendamos que un par de días antes de volver al trabajo empieces a retomar tus antiguos horarios. Así, el cambio no sea tan brusco y no nos afecte demasiado.

 

  • Cambio en la alimentación: todos sabemos que durante el periodo vacacional nos damos más libertad a la hora de comer. Pero somos lo que comemos, por lo que cuanto más limpio y saludable comas, mejor te sentirás tanto en tu salud física como mental.

  • Cuídate: puedes cuidar tanto tu físico con hábitos para mimarte como mimar tu mente. Empezar los días con optimismo puede cambiar todo el curso de la semana. Date caprichos como tomarte un café con tus compañeros a media mañana, disfruta de tus amigos o simplemente dedica unos minutos a la relajación.

  • Muévete: no hace falta que te machaques en el gimnasio, simplemente sal a caminar. Busca una ruta donde pasear tranquilo después del trabajo. Así despejarás la mente y recuperarás el ritmo poco a poco.

Pero sobre todo, no te agobies. Déjate llevar y mantén una buena actitud ante los cambios. Así conseguirás volver a la normalidad sin ningún sobresalto ni estrés innecesario.

Cuéntanos cuál de estos consejos ha sido tu favorito y cuáles son los más difíciles.

 

¡No te olvides de consultar todos nuestros procesos de selección en curso!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *